Versión para imprimr

Natura 2000 y derecho comunitario

Natura 2000 es una red de espacios protegidos de ámbito europeo, dirigida a lograr un estado de conservación favorable de los tipos los hábitats más destacables, así como los hábitats de las especies de la flora y la fauna más importantes. Fue creada 1992 por la Directiva Hábitats (Directiva 92/43), inspirándose en la precedente Red de ZEPA que había sido diseñada por la Directiva de Aves Silvestres en 1979 (Directiva 79/409). Natura 2000 está compuesta por:
  • ZEPA (Zonas de Especial protección de las Aves Silvestres), dirigidas a procurar la conservación de determinadas especies de aves silvestres.
  • ZEC (Zonas de Especial conservación), y LIC (Lugares de importancia comunitaria), que son una figura previa e intermedia de lo que serán las ZEC. Ambas figuras, LIC y ZEC, se dirigen a procurar la conservación de determinados hábitats naturales y de los hábitats de determinadas especies de la flora y de la fauna que no son aves.

Según la Directiva Hábitats todos los Estados miembros de la UE tienen la obligación de contribuir a la Red Natura 2000, aportando espacios y otorgándoles un mismo régimen de protección, lo que conlleva, entre otras cosas, la aplicación de medidas de conservación  y gestión adecuadas.

El legislador comunitario no se ha olvidado de la necesaria conexión entre los distintos puntos de la Red  Natura. Por ello, La Directiva Hábitats insta también a los Estados a fomentar una gestión adecuada de aquellos elementos del paisaje que pueden servir como corredores ecológicos. En la actualidad el proceso de constitución de la Red está muy avanzado: las redes de ZEPA están siendo completadas y, en cuanto a los LIC y ZEC, ya se han aprobado a nivel comunitario las Listas oficiales de seis de las siete regiones biogegráficas en las que se ha regionalizado el territorio europeo a efectos de Red Natura 2000. Se han aprobado las listas de las regiones Alpina, Atlántica, Boreal, Continental, Macaronésica y Mediterránea, estando pendiente de aprobar de la región Panona, y el reto de extender la Red al medio marino.

La Red cuenta ya, además, con un importante acervo jurisprudencial,  pues son más de treinta las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas relativas a la Red Natura 2000. También han sido editados por la Comisión Europea diversos documentos, manuales y  guías al objeto de orientar sobre las obligaciones relacionadas con la Red Natura.

 
 

Por su parte, los Ministros de medio ambiente de los Estados de la UE y la entonces Comisaria de medio ambiente de la Comisión Europea, bajo la presidencia española, suscribieron la Declaración del Teide en el 2002, coinciendo con la celebración del 10º aniversario de la Directiva Hábitats.

El Parlamento Europeo, asimismo, ha centrado parte de sus actividades en materia de Red Natura. En particular, ha sido muy activo a la hora de intentar que la Red Natura reciba una cofinanciación comunitaria adecuada al objeto de que su gestión pueda ser viable.

En esta sección de la guía dedicada al Derecho comunitario se pretende clarificar las obligaciones e implicaciones de la Red Natura 2000 tal y como ha sido regulada por el derecho comunitario y como está siendo entendida por las instituciones europeas.  Para ello es conveniente saber que en el derecho comunitario la Red Natura 2000 y las zonas que la componen aparecen mencionadas en diferentes normas. Aparte de la Directiva Hábitats, que la crea, y de la Directiva Aves Silvestres, que todavía contiene previsiones aplicables a las ZEPA, pueden encontrarse referencias a la misma en diferentes normas, que son objeto de análisis en las diferentes secciones de la guía.

 

 

Para aportar documentación

Para incorporar documentos a la Biblioteca Virtual de EUROPARC-España puede enviarlos a: oficina@redeuroparc.org.

Muchas gracias por su colaboración.